¿Qué hacer en Boyacá en 4 días y 3 noches?

En noviembre del 2015 me decidí ir nuevamente a Boyacá. La primera vez había ido de niña en la excursión del colegio al finalizar la primaria. Me gustó tanto aquella vez que me prometí esta vez llevar conmigo a mi madre para que viera con sus ojos toda la flora y fauna que aquel lugar alberga.

Para el viaje nos decidimos tomar un tour con guía, para lo cual busqué toda la información por internet y nos decantamos por la empresa Paipa Tours. ¿Por qué escogimos esta empresa? Principalmente porque maneja toda su información online, muy bien explicado todo y con sus respectivos precios. ¡Ah! y también porque era una agencia de viajes de la zona a visitar.

El tour que escogimos fue: “A Boyacá hay que ir”, te dejo el link por si te interesa echarle un vistazo.

Transporte:

Hay dos opciones para realizar este tour: con transporte desde Bogotá o llegando directamente a Paipa. Nosotros preferimos ir directamente a Paipa desde Bucaramanga. Llamamos al terminal de transportes en Bucaramanga (Tel: (7) 6371000) y pedimos los pasajes a domicilio sin ningún costo adicional. Cada pasaje costó $50.000 COP. Cogimos el bus desde “Papi quiero piña” a las 10:30 pm y llegamos a Paipa a las 6:30 am. Allí ya nos estaba esperando el guía en una van. Luego para el regreso desde Paipa, tuvimos que ir al terminal de transportes de allí y comprar los pasajes con antelación.

Tour:

El primer día llegamos cansados a las 6:30 am, afortunadamente por convenio con la agencia de viajes pudimos hacer el check in en el hotel inmediatamente sin tener que esperar. Así que toda la mañana la aprovechamos para descansar.

Al medio día salimos a almorzar y a las 3:40 pm nos recogió el guía en el hotel para ir a las aguas termales de Paipa. Allí hicimos un circuito de hidroterapia de dos horas que consistía en: piscina de hidromasaje, cama de burbujas, jacuzzi, turco, lodoterapia y sauna. Cada paso tenía una duración de 20 minutos. Fue una experiencia realmente relajante y fuera de lo normal. ¡La disfrutamos mucho!

 

Al finalizar el ciclo nos estaba esperando el guía para regresar al hotel.

¿Qué cambiaría de este día? Si el grupo (éramos un grupo de 4) no hubiese llegado tan cansado del viaje en bus, yo hubiese preferido ir en la mañana al circuito termal porque a las 6 de la tarde ya hace mucho frío en Paipa para hacer la lodoterapia. Así mismo, hubiese incluido un masaje con algas. Si el viaje se realiza con niños es recomendable incluir el Parque Acuático.

Para cualquier cambio en el programa, se debería pedir a la agencia con antelación.

El segundo día salimos de Paipa tipo 8:30 am y visitamos la parte occidental de Boyacá. Pasamos por pueblitos como Sáchica, Sutamarchán, Tinjacá, Ráquira, Villa de Leyva, Tunja, etc.

  • Hicimos muchas paradas en pueblitos aledaños a la carretera, sin embargo, los que más me gustaron fueron Ráquira y Villa de Leyva. Realmente son pueblos preciosos, cada rincón, cada adorno autóctono, cada calle, etc. hacen de estos pueblitos algo muy especial y un encanto total.
  • Estuvimos mucho tiempo en la van visitando los pueblos y mirando el paisaje, porque Boyacá tiene un paisaje inigualable. Llegando a Villa de Leyva el paisaje va cambiando poco a poco, pasa de ser muy forestal a ser montañas bastante áridas. Es por ello que en las fotos de la Plaza de Villa de Leyva podemos apreciar de fondo las montañas sin vegetación. Un encanto muy distintivo de Villa de Leyva.
  • Al finalizar el día fuimos a Tunja, lo cual por ser ciudad grande no tiene mucho encanto aparte de su plaza principal. Además que para cuando la visitamos ya era de noche. Eso sí, nos tomamos una foto en la esquina de la pulmonía, no podía faltar.

 ¿Qué cambiaría de este día?

En realidad el día estuvo muy bien, sin embargo, yo hubiese preferido pasar más tiempo en Ráquira, ya que con este tour estuvimos tan sólo 40 minutos en Ráquira y no alcanzamos a ver todas las tiendas de artesanías. Aunque básicamente se encuentra lo mismo en todas las tiendas de artesanías, yo hubiese querido disfrutar más del pueblo. Hubiese omitido algún otro pueblo por pasar más tiempo en Ráquira. En Villa de Leyva estuvimos 2 horas y alcanzamos a pasear casi todo, tuvimos que marchar pronto porque se hacía tarde para volver.

El tercer día salimos también temprano de Paipa y visitamos la parte oriental de Boyacá. Pasamos por Duitama, Sogamoso, Tibasosa, Nobsa, Cuítiva, Iza, Tota y Aquitania entre otros.

  • Una de las primeras paradas que hicimos fue en la parte Sur de Paipa en donde está el Lago Sochacota. Esta parte de Paipa es espectacular, con un paisaje hermosísimo y unas casas preciosas rodeando el lago. Se me pareció mucho a un paisaje alemán o suizo.
  • Luego fuimos al Pantano de Vargas, tan impresionante como lo recordaba, con paisajes a su alrededor.
  • En el camino vimos árboles de eucalipto, pinos, etc.Más tarde, recorrimos casi toda la Laguna de Tota. Vimos variedad de cultivos, gente trabajando la tierra y recogiendo sus cultivos, mucha vegetación, y en el camino vimos árboles de eucalipto, pinos, etc. Una maravilla total para los que somos amantes de la naturaleza.
  • Almorzamos en Aquitania muy cerca de la Laguna de Tota, el plato del día fue Trucha del arco iris, muy autóctona de la zona y procedente de la Laguna. El plato estaba exquisito y a buen precio.
  • Posteriormente fuimos a Playa Blanca, en donde por culpa del frío no pudimos disfrutar mucho del lugar. Allí es posible bañarse en la laguna, aunque ésta ronde una temperatura de 0ºC a 12ºC. Y también es posible dar un paseo en lancha.
  • En la tarde fuimos a Iza en donde degustamos muy buenos postres y luego fuimos a Tibasosa para comprar productos típicos como sabajón de Feijoa, arequipe de Feijoa, mermelada de Feijoa, etc.
  • Al finalizar el día fuimos al Pueblito Boyacense, el cual es muy bonito pero desafortunadamente cuando fuimos estaba vacío porque parece ser que abren los locales sólo los fines de semana o en épocas navideñas.

¿Qué cambiaría de este día?

Me hubiese gustado incluir la visita al Puente de Boyacá, ya que es un lugar muy emblemático y no se puede dejar de visitar. No estaba incluido porque es en otra dirección, pero hubiera preferido omitir algún otro pueblo para poder ir al Puente de Boyacá. Y si pudiera viajaría un fin de semana para aprovechar al máximo el Pueblito Boyacense.

El cuarto día tuvimos la mañana libre, hicimos algunas compras de productos típicos y almorzamos en frente del hotel. El hotel donde nos hospedamos fue el Hotel Daza, ubicado en todo el centro de Paipa. Es un hotel muy correcto, modesto, muy limpio y aunque servían el mismo desayuno cada día, era muy delicioso y completo.

  • Almorzamos esta vez en frente del hotel, un plato del día que estaba para chuparse los dedos: sopa, plato principal con pescado, jugo y postre, todo por $10.000 COP.
  • Luego nos preparamos maletas e hicimos el check out para luego dirigirnos al terminal de transportes.
  • El guía nos acompañó en todo momento, condujo muy bien, era muy cauteloso en las carreteras, lo cual nos dio mucha seguridad y confianza. También supo responder a todas nuestras preguntas y se notaba que conocía de primera mano Boyacá.

¿Qué cambiaría de este día?

Me hubiese gustado tener una actividad programada para este día por la mañana, ya sea haber visitado el Puente de Boyacá o haber ido al Spa Termal en la mañana para aprovechar el sol, o alguna otra actividad. Se nos hizo un poco larga la mañana después del desayuno.

En definitiva, puedo decir que fue un tour muy completo, me gustó mucho, la pasamos súper, comimos fenomenal y puedo recomendar 100% tanto el destino como la agencia de viajes. Definitivamente Boyacá es un destino turístico al que hay que visitar sí o sí, no te lo pienses más y planea tu viaje ya.

Para finalizar, te dejo un resumen con el top 10 de las cosas que no puedes dejar de hacer o visitar si vas a Boyacá, ya sea a través de un tour o por cuenta propia. ¡Clica aquí!

Deja un comentario